A muchos estudiantes les resulta difícil concentrarse o administrar su tiempo de estudio de manera efectiva.

Afortunadamente, existen estrategias para una mejor gestión del tiempo, como la Técnica Pomodoro.

¿Has escuchado hablar sobre esta técnica de estudio? La Técnica Pomodoro te puede ayudar a terminar las tareas a tiempo y llegar a los exámenes bien preparado. ¿Quieres saber qué es y cómo funciona? Continúa leyendo para obtener más información.

¿Qué es la técnica Pomodoro y cuál es su objetivo?

La técnica pomodoro ("tomate" en italiano) es una estrategia de gestión del tiempo. El ingeniero informático Francesco Cirillo la creó a finales de los años 80. 

El objetivo de esta técnica es que aprendas a optimizar el tiempo. Para que puedas realizar todas tus tareas y mejorar tu rendimiento en los estudios.

Un poco de historia:

Cirillo parecía tener dificultades para concentrarse en sus estudios y completar sus tareas. Por ello, tomó la decisión de comprometerme y mantenerse concentrado por solo 10 minutos. 

Para lograr su objetivo, utilizó un reloj de cocina con forma de tomate (pomodoro), así nació la técnica

Con esta estrategia de aprendizaje se puede estudiar a intervalos y dividir tareas grandes en tareas más pequeñas (pomodoros). Como resultado, el estudio se vuelve más eficiente.

Cómo-funciona-la-técnica-pomodoro

¿Cómo funciona la Técnica Pomodoro? 

  • Decide qué quieres lograr y cuánto tiempo pasarás estudiando. Después de eso, divide las tareas o actividades en pomodoros.
  • Pon el cronómetro en 25 minutos y comienza a estudiar. (Puedes descargar una aplicación o usar un temporizador para establecer el tiempo).
  • Evita distraerse durante el pomodoro. No revises correos electrónicos, chats ni mensajes de texto. Si un pensamiento entra en tu mente, escríbelo. Si alguien te llama, dile que le devolverás la llamada más tarde.
  • Cuando hayan pasado los 25 minutos, toma un período de descanso de 5 a 10 minutos. Aprovecha la oportunidad para tomar un café, dar un paseo o hacer algo relajante.
  • Continua estudiando por otros 25 minutos (otro pomodoro).
  • Después de 4 pomodoros, realiza un descanso más largo, entre 20 y 30 minutos.

Si terminas una tarea antes de finalizar el pomodoro, usa el tiempo restante para revisar lo que has aprendido; incluso puedes preparar material de estudio para el siguiente intervalo.

Como puedes ver, los sprints de 25 minutos son la base de la técnica pomodoro; no obstante, hay tres reglas a seguir para sacar el máximo a esta técnica de estudio:

Regla # 1: Desglosa los proyectos complejos 

Si una tarea requiere más de cuatro pomodoros, divídela en tareas más pequeñas. Seguir esta regla te ayudará a avanzar más rápido en tus proyectos.

Regla # 2: Agrupa tareas pequeñas

Cualquier tarea que requiera menos de un pomodoro debes combinarla con otras que sean fáciles. "Escribir un ensayo" y "leer un artículo corto", por ejemplo, se puede hacer en la misma sesión.

Regla # 3: Una vez que hayas establecido un pomodoro, debes ceñirte a él.

El pomodoro es una unidad de tiempo “irrompible”. Evita revisar tus dispositivos móviles, correos electrónicos o redes sociales. 

Si te viene a la mente una tarea o un pensamiento, memorízalo para volver a él más tarde. Pero si no puedes evitar la interrupción, tómate un descanso de cinco minutos antes de continuar con el pomodoro.

La regla se aplica incluso si completas la tarea antes de que expire el temporizador. Usa el resto del tiempo para aprender más o mejorar tus habilidades.

ventajas-de-usar-la-técnica-pomodoro-en-tus-estudio

Ventajas de la Técnica Pomodoro

 

#1 Minimizar distracciones y administrar mejor el tiempo

La Técnica Pomodoro te ayudará a mantenerte enfocado en tu tarea. Como resultado, si estás comprometido con tus estudios, evitarás las distracciones; mínimo, te resultará más fácil resistirse si utilizas la técnica.

También aprenderás cómo administrar mejor tu tiempo porque sabrás qué hacer para progresar al máximo durante el pomodoro. Esto es más importante si estudias y trabajas, ya que tendrás que gestionar muy bien el tiempo.

#2 Reducir el cansancio físico y mental

Aprendemos mejor cuando estamos completamente comprometidos con una tarea, aunque esto puede ser muy agotador. Por ello, los períodos de descanso del pomodoro son cruciales.

Durante largos períodos de descanso, tu cerebro se familiariza más con la información y se prepara para el próximo intervalo. Esto mejorará tu atención y concentración al mismo tiempo que hará que tus pomodoros sean más agradables, lo que hará que se reduzca tu cansancio físico y mental.

#3 Conservar la motivación

Una vez que se inicie el temporizador, no solo estarás motivado para comenzar, sino que también permanecerás activo. De hecho, ¡incluso si no quieres estudiar o la tarea es difícil! No querrás salir mientras el temporizador está en funcionamiento.

La Técnica Pomodoro, al igual que otros métodos, te ayudarán a mejorar tu capacidad cognitiva y de toma de decisiones. Y en el mundo competitivo en el que vivimos hoy, esto es esencial.

Al aprender a gestionar tu tiempo podrás sobresalir entre la multitud, y ser profesionista es una forma segura de hacerlo. De hecho, no sólo te ayudará a conseguir mejores trabajos, sino también a ganar más dinero.

Cuando se trata de estudiar una carrera, ¡la gestión del tiempo es la mitad de la batalla! La otra mitad la puedes conquistar si estudias una carrera o una maestría que te guste. 

En cualquier caso, en UNID queremos asegurarnos de que nuestros estudiantes reciban la mejor educación posible. Por ello, te revelamos las mejores estrategias de aprendizaje que te ayudarán a aumentar tu rendimiento.

CTA-Licenciatura-online