La pandemia ha demostrado la importancia de brindar una educación integral a los jóvenes. Contar con un modelo de educación que nutre la mente, el cuerpo y el espíritu es imprescindible. Porque es fundamental cuidar todos estos componentes para afrontar los retos diarios y conseguir mejores resultados de aprendizaje.

Por ello, vamos a explicar de qué se trata y por qué es importante en el proceso de aprendizaje. ¡Sigue leyendo!

Valor de la educación integral

La educación integral promueve el desarrollo pleno de los alumnos, pues involucra dimensiones físicas, espirituales, cognitivas, socioemocionales y éticas. 

Como se dijo anteriormente, es un modelo de educación que nutre. Porque, además de impartir conocimientos, permite a los alumnos fortalecer su carácter y espíritu.

El objetivo de este método es desarrollar ciudadanos críticos, autónomos y conscientes. Profesionales que estén en sintonía con las demandas de la sociedad actual.

Por eso, en UNID formamos profesionales integrales. Los preparamos mental, física y espiritualmente, inculcándoles valores de solidaridad y cooperación para que puedan contribuir a la sociedad.

Forjar profesionistas que aportan a la sociedad

Nuestra misión es forjar profesionistas que aporten a la sociedad. Y es que en un mundo cambiante, los conocimientos técnicos ya no son suficientes; se requieren profesionales con responsabilidad y empatía. Sobre esta base, es posible ayudar a las comunidades a mejorar su calidad de vida. 

En consecuencia, la universidad fomenta el desarrollo de proyectos sociales que aporten soluciones a los problemas de la comunidad. Esto anima a nuestros alumnos a desarrollar compasión por otros al mismo tiempo que usan la creatividad para crear proyectos innovadores.

Educación-que-nutre-mente,-cuerpo-y-espíritu

El aporte de la educación física y el ejercicio

Las prácticas y ejercicios deportivos ayudan a los estudiantes a desarrollar un carácter positivo y un comportamiento saludable. Al mismo tiempo, les permite mejorar su estilo de aprendizaje y alcanzar el éxito académico.

Pero, además de ser beneficioso en términos de aprendizaje, el deporte también lo es para la salud mental.

Reduce el estrés

 

La educación física y los ejercicios ayudan de forma natural a evitar las consecuencias negativas del estrés. Además, motiva a los estudiantes a ser más activos socialmente, lo que aumenta su confianza en sí mismos. 

Mitiga los síntomas de los trastornos de ansiedad y pánico

 

Durante los exámenes y situaciones de aprendizaje cooperativo, muchos estudiantes experimentan altos niveles de ansiedad. También, cuando están sometidos a las presiones generales relacionadas con los estudios.

En este sentido, hacer ejercicio o una actividad física puede ayudarlos a reducir la tensión muscular y liberar sus preocupaciones. Como resultado, se reducirá la ansiedad y se evitarán los ataques de pánico.

Educación-que-nutre-mente,-cuerpo-y-espíritu-reduce-la-ansiedad

Depresión

 

Es bien sabido que la actividad física tiene un efecto beneficioso sobre los síntomas depresivos. Cuando hacemos ejercicio, liberamos endorfinas, que contribuyen a una sensación general de bienestar. Además, mejora nuestro estado de ánimo y aumenta nuestra capacidad de atención.

Para los estudiantes con depresión, treinta minutos de ejercicio moderado varios días a la semana pueden marcar una gran diferencia.

La educación que nutre mente, cuerpo y espíritu es un modelo de enseñanza innovador. Potencia la capacidad del aprendizaje y permite formar a profesionales con principios y valores que contribuyen con la sociedad. Son, en general, personas más capaces y humanas.

Como se puede observar, la educación integral pretende desarrollar algo más que conocimientos teóricos. Por ello, en UNID nos enfocamos en promover el desarrollo de una educación que incluya: 

  • El deporte y las actividades físicas,
  • los valores, 
  • proyectos sociales, entre otros.

Acércate a conocer nuestras carreras profesionales y se parte de nuestra gran familia UNID.

CTA-Licenciatura-Presencial