Los exámenes orales pueden hacerte sentir un poco nervioso, ya que debes defender un tema frente a tu profesor y compañeros.

Debido a que tendrás que enfrentarte a este tipo de evaluaciones a lo largo de tu formación, necesitas conocer la manera apropiada de prepararte para una evaluación exitosa.

En este artículo te compartimos algunos consejos básicos que puedes emplear para manejar los nervios al momento de exponer frente a tus compañeros de clase o público en general.

¿Por qué se consideran más difíciles los exámenes orales?

orales-evaluacion-pruebas-escritas

Desde pequeños generalmente aprendemos a ser evaluados con exámenes escritos. Por esto, al enfrentarnos a una situación poco habitual nos ponemos nerviosos y nos sentimos inseguros.

Al vernos de pie frente al docente y nuestros compañeros aparece una sensación de tensión emocional por temor a equivocarnos frente al público. Aunque es normal sentirnos de este modo, es importante aprender a manejarlo para evitar que el miedo interfiera en la evaluación y termine afectando nuestra calificación.

Consejos para afrontar un examen oral

consejos-examenes-orales-tips-seguridad

Aunque los exámenes orales tienden a ser considerados más difíciles que los escritos, se trata tan solo de un método diferente de evaluación, para el que es esencial que desarrollemos las habilidades que mencionamos a continuación:

#1 Mantener un desarrollo ordenado y coherente

Lo más importante es enfocarnos en lo fundamental y, por eso, es necesario elaborar esquemas breves del tema. De esta manera, argumentaremos mejor las respuestas.

El objetivo de elaborar esquemas con ideas cortas es recordar rápidamente el contenido que nos evaluarán y así no perder el hilo de este a lo largo de la explicación que estemos dando.

#2 Naturalidad y autocontrol

En lo posible, hay que evitar que noten que nos sentimos intimidados mientras exponemos una prueba oral. Debemos actuar con naturalidad y proyectar la mayor comodidad posible frente al público.

La forma en que exponemos la información es tan importante como lo que decimos. Por eso debemos hablar pronunciando bien y de forma pausada. Además, adoptar una buena postura nos permite proyectar más seguridad al momento de expresarnos.  

Desarrollar ejemplos que apoyen las definiciones es una buena estrategia que puede ayudarnos a transmitir un mayor autocontrol durante la evaluación.

#3 Dominio del tema

Mientras más conozcamos del tema que nos evaluarán, mayor seguridad obtendremos. Dominar el tema, incluso, podría darnos la facilidad de improvisar una explicación con fundamentos, en caso de que olvidemos algún punto o concepto importante.

Es fundamental utilizar un vocabulario académico, que se ajuste a la situación. De este modo, demostraremos que dominamos el tema.

Crear hipótesis del tema también es una gran herramienta para demostrar que conocemos el tema a profundidad y que tenemos la capacidad para responder sobre posibles escenarios.

#4 Buen tono de voz

El tono de voz es muy importante en los exámenes orales. Mantener un tono de voz convincente, con actitud y carácter es esencial para no noten que estamos nerviosos.

Aun cuando dominemos el tema, si hablamos con un volumen muy bajo o muy rápido las personas no entenderán lo que intentamos explicar.

Lo ideal es mantener una voz pausada y tranquila durante toda la presentación. Además, es importante que cuidemos nuestro lenguaje corporal. Si miramos hacia el suelo o mantenemos los brazos demasiado rígidos, podríamos proyectar inseguridad e incluso ignorancia del tema.

Por ello, debemos mantenernos tranquilos, mirar al público y hacer gestos con las manos solo cuando lo consideremos necesario.

#5 Utilizar una cámara para grabarnos

Las cámaras forman parte de nuestro día a día, las usamos para fotografiar y grabar muchos momentos de nuestra vida. Pero, ¿por qué no utilizarlas también como herramienta de estudio?

Grabarnos simulando el momento del examen no solo nos ayuda a practicar para la evaluación. También nos permite ver cómo explicamos el tema y corregir posibles errores en las ideas, conceptos y lenguaje corporal.

Podemos usar la cámara del celular y practicar en un ambiente tranquilo donde no haya ruido ni interrupciones. Luego verificamos la grabación y tomamos nota de lo que funciona y nos disponemos a trabajar en los cambios de necesarios.

Para tener éxito en una evaluación es indispensable dominar un tema, pero cuando se trata de exámenes orales debemos ir más allá del estudio de un contenido.

Es necesario practicar con anticipación el tema, grabarnos, hacer esquemas breves del tema, cuidar nuestro lenguaje corporal, estar tranquilos y seguros de que lo haremos bien. Siguiendo estos sencillos consejos, podrás tener éxito en cualquier examen oral que presentes.

En UNID no solo te ofrecemos una amplia variedad de carreras para que estudies la profesión que deseas. También te brindamos las herramientas de contenido que pueden ayudarte a dominar las asignaturas y mejorar tus calificaciones.

Te invitamos a consultar nuestro blog, ahí encontrarás buenos consejos para hacer más eficiente tu proceso de formación.

Si te ha gustado este artículo quizás te interese:

¿Un examen de admisión define mi futuro?

Tips para un buen resultado en tu examen de admisión

¿Cómo prepararte para tus metas y propósitos?

Nueva llamada a la acción