El regreso a clases es un evento que puede ocasionar nervios, especialmente cuando es la primera vez que asistimos a la universidad. El tener que empezar una nueva rutina al lado de compañeros que posiblemente no conocíamos, profesores y materias de las que tenemos toda clase de expectativas, e incluso el cambio de horarios pueden provocarnos cierta ansiedad.

Por esta razón, queremos darte algunos consejos para que pierdas el miedo a esos primeros días del nuevo ciclo escolar antes y durante la experiencia del regreso a clases.

Ten previsto cómo te vas a trasladar a la escuela

Como estudiante de nuevo ingreso, una de las cosas más estresantes que te pueden pasar es extraviarte de camino al campus o no calcular bien los tiempos de traslado.

Por ello, una buena previsión es definir qué medio de transporte utilizarás para llegar a la escuela, hacer el trayecto hacia allá y estimar un tiempo de traslado. De esta forma habrás cancelado uno de los motivos por los que el back to school podría generarte ansiedad.

Afina los detalles

  • Si usas lentes oftálmicos, es buena idea visitar a un especialista y averiguar si necesitas un cambio de graduación. De esta manera podrás concentrarte en estudiar para obtener las mejores notas desde el primer día.

  • La noche anterior al nuevo ingreso, asegúrate de cargar tus dispositivos y de ser posible, lleva impreso tu horario de clases para que no tengas confusión durante el cambio de aulas entre una materia y otra.

  • Si ya sabes qué libros o materiales vas a utilizar, déjalos listos con antelación en tu bolsa o mochila.

  • Ante la contingencia, lleva uno o dos cubrebocas de repuesto, gel antibacterial, pasta, cepillo dental y otros artículos de higiene personal que pudieras necesitar.

Prepara tu outfit de back to school

La vestimenta condiciona nuestro estado de ánimo y comunica un mensaje a las personas con quienes nos relacionamos. Por eso, cobra especial importancia en cualquier contexto en que vayamos a dar una primera impresión. 

Sin embargo, más allá de vernos bien, el primer día del ciclo escolar lo prioritario es llevar un atuendo con el que te sientas cómodo. De preferencia uno que ya hayas utilizado y que sepas, te permitirá moverte con libertad, subir escaleras o correr en caso de que se te haga tarde. Considera también el clima y lleva complementos adecuados como un paraguas si vives en una ciudad donde llueve o un cárdigan ligero si en tu ciudad es verano y el clima artificial hace que la temperatura descienda mucho en espacios interiores.

Disfruta de una mañana relajada

Considera darte un baño apenas te levantes para sentirte fresco y aseado durante todo el día. Luego, procura un desayuno saludable que incluya todos los grupos alimenticios en las porciones correctas, para que dispongas de energía a lo largo de la jornada. En este punto, es muy importante que hagas todo esto con calma y con tiempo suficiente. Para levantarte más temprano es de mucha ayuda alejarte de redes sociales o de cualquier otro estímulo que pueda provocarte insomnio la noche anterior.

Mantén la mente abierta para conocer nuevas personas

Sé auténtico, no temas expresar tu personalidad o intereses, porque solo de esa manera se acercarán a ti personas que los compartan.

Por otro lado, sé amable con todos, pero ten en cuenta que posiblemente para algunos esté siendo difícil retomar el contacto interpersonal tal  como lo conocimos en el pasado. Por mencionar un ejemplo, algunos de tus compañeros pudieran no sentirse cómodos con el contacto físico durante el saludo. En cualquier caso, corresponde ser empático y respetar las normas de distancia social que se están implementando.

Sé paciente 

La ansiedad es un estado que puede afectarnos ante situaciones en las que no sabemos qué esperar en un nuevo ciclo escolar. Entonces, validar esta emoción desde el reconocimiento de que a tus compañeros -e incluso a los profesores que se integran a nuevas escuelas- les está sucediendo lo mismo, te dará otra perspectiva.

No temas preguntar si tienes dudas

En incontables ocasiones el que pierde el miedo a preguntar es quien salva el tema de clase. Y esto es porque seguramente muchos de los presentes compartían esa duda y no se atrevían a preguntar. Si lo piensas mejor, no hay nada de malo en hacerlo. El preguntar y preguntarse cosas es parte esencial de estudiar.

En UNID, desde hace más de 20 años damos la bienvenida a cientos de estudiantes llenos de energía y ganas de aprender. Recuerda que lo más importante en toda situación es ser tú mismo. ¡Sabemos que vas a llegar lejos y estamos aquí para ayudarte! 

CTA-Licenciatura-Admin-Empresarial