Con la irrupción del COVID-19, la digitalización permitió a muchos de los procesos de nuestra vida continuar su curso.  En este contexto, la educación virtual -que ya contaba una propia historia- se volvió la única opción.

Sin embargo, el concepto de educación en línea no ha sido estático en el tiempo. En sus inicios, esta modalidad tenía más que ver con la formación a distancia -en ocasiones siendo complementaria de los estudios presenciales- y se limitaba a la transmisión de materiales académicos como texto, audio y vídeo por correspondencia.

Ya desde entonces se contaba con facilitadores, pero el alumno debía adquirir por cuenta propia el aprendizaje y acudir de manera esporádica a los centros educativos para presentar exámenes o hacer alguna consulta. 

Actualmente, el qué es la educación virtual se entiende desde una perspectiva mucho más amplia.

Cambios en la enseñanza virtual

La enseñanza virtual se distingue de la educación a distancia por haber trascendido el objetivo de que los recursos de aprendizaje llegaran a lugares distantes. 

Se trata de un enfoque pedagógico que se apoya en las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) para garantizar procesos educativos donde la interacción social y el intercambio de ideas no estén condicionados a la presencia en un mismo espacio físico, por inicio. Sin embargo, cuenta también con algunos otros cambios fundamentales que la diferencian en gran medida a la enseñanza presencial

  • Aunque el estudiante siempre ha sido el eje del proceso educativo, hoy en día se promueve que los maestros entreguen herramientas para construir el conocimiento, más allá de ser ellos los responsables de transmitirlo.
  • El permitir el libre acceso al conocimiento a través de materiales gratuitos es uno de los temas más discutidos dadas sus implicaciones en lo que respecta a la propiedad intelectual. No obstante, a raíz de los cambios que la crisis sanitaria ha propiciado en la educación, muchas son las universidades que han aportado a la sociedad recursos de formación sin costo.
  • Anteriormente, la evaluación suponía aislar al estudiante de cualquier material de consulta y evitar que pudiera comparar información con sus compañeros durante los exámenes. Ahora es distinto, por lo que la evaluación ha cambiado a ser un proceso continuo, más vinculado a las aportaciones del alumno durante la clase y la calidad en el contenido de tareas y proyectos.

Ventajas de la educación en línea

Con todo esto, y a pesar de los retos que representa de manera interna a las instituciones lograr ofrecer la misma calidad en un curso en línea que en uno presencial, también se ha notado un número de ventajas tanto para los alumnos como para los maestros la adopción de este método:

  • Optimización del tiempo: además de lo conveniente que es la educación virtual en este momento, el poder obviar los traslados de ida y vuelta conlleva una mejor organización del tiempo.
  • Accesibilidad: el estudiante puede tomar sus cursos desde cualquier lugar.
  • Oferta académica amplia y diversa: otra de las ventajas de la educación en línea es la posibilidad de cursar estudios que no ofertan las universidades locales sin tener que mudarse de ciudad o país.
  • Flexibilidad de horario: en algunos casos, el estudiante podrá decidir el horario en el que atenderá a las sesiones y actividades de clase, lo que a su vez le permitirá acoplar los estudios con la rutina laboral u otras ocupaciones.
  • Clases grabadas: una buena herramienta de estudio y una solución en caso de haberse perdido alguna actividad en tiempo real.
  • Inteligencia artificial: aplicada al ámbito académico -concretamente a las universidades mexicanas que ofrecen educación virtual- esta tecnología hace posible el aprendizaje adaptativo, una experiencia que toma en cuenta los hábitos de estudio, estilo de aprendizaje e intereses de cada estudiante a través de un proceso de Big Data.

Conoce nuestra plataforma virtual de aprendizaje

Entre las universidades mexicanas que ofrecen educación virtual, UNID se distingue por el compromiso de ofrecer las carreras más demandadas mediante una herramienta intuitiva, de fácil implementación y con las funcionalidades necesarias para mantener toda la información y actividades ordenadas.

Se trata de NEO, una plataforma virtual de aprendizaje que optimiza la gestión de todos los procesos educativos desde un enfoque personalizado y altamente estimulante con la cual estamos seguros lograrás desenvolverte mejor en tus clases y mantener todas tus tareas en orden.

CTA-Contacto-Licenciatura