La evolución de los sistemas financieros y empresariales han hecho que las compañías busquen perfiles que sepan adaptarse a las nuevas circunstancias. ¿Sugiere esto tener algunas habilidades específicas y actuales? ¡Por supuesto! Formar parte de una empresa en estos tiempos exige contar con hard skills y soft skills, que permiten ajustarte a los actuales requerimientos técnicos y a las demandas del mercado. 

Y, aunque en principio te parezcan términos un tanto extraños, pronto aprenderás qué son y cómo funcionan a tu favor. A continuación, te compartimos qué son cada una y por qué es importante desarrollarlas para insertarte en el mundo laboral.

Hard skills, ¿qué son?

Las hard skills o habilidades duras, son los conocimientos técnicos o académicos que adquieres de forma sistemática. De modo que, cuando tomas una carrera o haces un curso de formación profesional, nutres tus hard skills. Una evidencia clara de estas habilidades son, por ejemplo, el dominio de un idioma extranjero, los conocimientos de software, marketing, contabilidad o el manejo de algún dispositivo físico. En resumen, es la educación que te permite desarrollar eficientemente una determinada actividad. 

Ahora bien, aunque incorporar estos conocimientos en tu CV puede traer grandes ventajas, no es ventajoso incluir habilidades duras que no hayas aprendido a través de algún sistema educativo. Muchas empresas validan las hard skills con exámenes o test en donde tarde o temprano puedes quedar al descubierto. Si esto sucede, tu reputación quedará en duda y profesionalmente este escenario no te beneficia.   

Soft skills: inteligencia emocional 

Básicamente, son habilidades personales, tales como el liderazgo, el optimismo, la asertividad, la resiliencia, el trabajo en equipo, el pensamiento crítico, la resolución de problemas, entre otros atributos. Estas habilidades blandas o soft skills siempre estarán enmarcadas en un contexto positivo y las obtienes por medio de la interacción social y las vivencias en la vida. 

Aunque las habilidades blandas nos son cuantificables, su resultado es perceptible en tus niveles de productividad. Difícilmente, este tipo de habilidades de una persona pasarán desapercibidas por supervisores, gerentes y hasta por tus propios compañeros. Por eso, es tan importante que puedas consolidar genuinamente estas cualidades. 

Entre las más valoradas en la actualidad están el compromiso, la flexibilidad, el aprendizaje constante, la creatividad, la toma de decisiones con base en datos y, en general, las habilidades digitales.

¿Es necesario desarrollar hard skills y soft skills? 

La respuesta es un rotundo sí. Los conocimientos deben ir a la par de la inteligencia emocional. El perfecto balance entre habilidades duras y blandas crean un perfil profesional exitoso. Otra razón de peso es que la generalidad de las empresas busca en sus futuros colaboradores habilidades aprendidas en sólidos sistemas educativos. La automatización de procesos, las nuevas tecnologías y, ahora, la popularidad del trabajo remoto, así lo exigen. 

Obviamente, tu formación profesional compuesta de experiencias emocionales, educación y conocimientos no serán idénticos a los de otro. Sin embargo, una vez dentro de una empresa, estas habilidades personales te ayudarán a alcanzar promociones jerárquicas y el ofrecimiento de atractivos paquetes salariales.

Asimismo, desarrollar estas habilidades te permite superar situaciones complicadas y a mejorar las relaciones humanas en el trabajo, lo que a futuro te ayudará a sentirte realizado.

En UNID impulsamos el desarrollo de tus habilidades duras y blandas

En UNID sabemos que las habilidades de una persona deben ser desarrolladas a su máximo nivel. Por eso, estamos interesados en ti y lo demostramos impulsando tus habilidades personales. Con nuestro sistema educativo verás incrementadas tus hard skills, mientras que trabajamos tus soft skills, a través de workshops, cursos Pathway y extracurriculares. 

Un aspecto que no debes olvidar, es que al potenciar tus habilidades personales no solo te estarás preparando para asumir responsabilidades laborales, son, en realidad, conocimientos que servirán para elevar tu calidad de vida y tu interacción social.

Acércate a nosotros y descubre por ti mismo porque somos el mejor sitio para tu formación profesional. ¡Somos la diferencia!    

eBook-12-aptitudes-y-cualidades-para-el-exito-profesional