Prepararte para alcanzar tus metas y disfrutar una mejor calidad de vida implica tener claro el futuro que deseas. En este sentido, la educación te proporciona las herramientas necesarias, pero también es esencial manejar una gestión del conocimiento personal.

¿Qué significa este concepto?¿Cómo llevar a cabo esta gestión de forma eficiente? Hablamos de una autogestión, una manera individual cuyo principal objetivo es manejar el conocimiento y el aprendizaje, hábil y responsablemente.

Hacerlo te permitirá incrementar tu eficiencia y proactividad en diversos ámbitos, desde el estudiantil hasta el laboral. Podrás planificar eficazmente tu carrera profesional, obtener ascensos y reconocimientos; incluso lograr un balance a nivel personal.

#1 Define lo que quieres lograr

El paso principal en la gestión del conocimiento es definir aquello que deseas. Pregúntate cuáles son tus metas, cómo te visualizas a largo plazo, dónde quieres estar dentro de 5 o 10 años.

Define una visión a futuro que incluya tus aspiraciones personales y profesionales. Hazlo como una especie de ejercicio ficticio, pero sin colocarte límites.

Recuerda que todo es posible; por muy lejana que pueda parecerte una meta, nunca debes colocarte barreras mentales.

#2 Identifica tus habilidades

habilidades-gestion-del-conocimiento-unid

¿En qué tipo de actividades y contextos piensas que tienes potencial? Todos poseemos habilidades personales y nos destacamos de manera individual. Trata de identificar los recursos a tu disposición, cada uno de ellos puede ser un impulso para lograr tus objetivos.

En la gestión del conocimiento, identificar tus destrezas te ayudará a ser consciente de tus fortalezas personales, saber en qué eres bueno.

Es importante analizar tus actividades, además de las herramientas de trabajo a la mano. El conocimiento se adquiere de dos formas: tácito y explícito. El primero se refiere a aquel que se adquiere de forma intuitiva o casi mecánica. 

El conocimiento tácito o implícito involucra tus contactos y amigos, los cuales pueden estar ubicados entre tu círculo laboral, por ejemplo.

Por otro lado, el conocimiento explícito sugiere un elemento tanto se encuentra en la accesibilidad a documentos, libros o bases de datos; se basa en el descubrimiento intencional.

Lo puedes notar en tus capacidades y habilidades, las cuales obtienes de dos puntos clave. Mediante el estudio y el aprendizaje académico, además de tus vivencias.

#3 Planifica los objetivos que quieres alcanzar

¿Qué quiero hacer? Esta es la primera pregunta para comenzar la planificación de tus objetivos y avanzar en una gestión del conocimiento optimizada. Es importante establecer una estrategia adecuada y funcional que te acerque a tus objetivos intermedios.

Debes tomar como punto de partida tu conocimiento individual y tu situación personal actual. Cuestiónate con el fin de alcanzar tus metas, por ejemplo:

  • ¿Qué necesito?
  • ¿Poseo los recursos para obtener lo que quiero?
  • ¿Cuento con un aprendizaje elevado o suficiente para obtener resultados tangibles?
  • ¿Debo buscar ayuda profesional para obtener experiencia?

Determina qué acciones podrías ejecutar para incrementar tus conocimientos tanto internos y externos. La idea es generar un contrapeso o solución que ayude a eliminar las carencias que hayas identificado.

#4 Implementa un plan de acción

plan-de-accion-gestion-del-conocimiento

Para implementar un plan de acción en la búsqueda de la gestión del conocimiento personal debes contar con las herramientas adecuadas.

Para lograr tus objetivos a mediano plazo, debes alcanzar tus objetivos intermedios definidos. ¿Cuál es la manera de lograrlo? La clave está en el aprendizaje de nuevas habilidades y el desarrollo de tus competencias.

Recuerda que tu plan de acción debe ir de la mano con un compromiso real y disciplina para crear constancia y buenos hábitos. Trata de relacionarte sana y proactivamente a fin de ampliar tus contactos.

#5 Reflexiona acerca de lo que puedes mejorar

Siempre existe algo que puedes cambiar de manera positiva, algo que puedes mejorar. Reflexiona sobre este detalle y analiza tus resultados de manera objetiva y autocrítica.

¿Tomaste buenas decisiones? ¿Lograste el progreso que esperabas? Se trata de un proceso de autoanálisis para valorar si tu progreso realmente está acercándote a tus metas definidas.

Este es el inicio de un proceso introspectivo ejecutado de manera individual, lógica y responsable. La idea es determinar si debes modificar el plan para lograr tus objetivos intermedios.

La gestión del conocimiento personal realizada de manera inteligente es una estrategia que funciona a la par de una buena educación. Solo requieres de un equipo experto a nivel académico que te oriente e impulse a lograr tus metas.

En UNID contamos con la experiencia para identificar tus habilidades, elevando tu potencia y ayudándote a mejorar tu vida. Creemos en el desarrollo de las competencias individuales y el éxito a nivel estudiantil y profesional.

Alcanza tus objetivos, conviértete en una mejor versión de ti y logra todo lo que te propongas mediante una estrategia funcional y efectiva. Somos UNID.

Nueva llamada a la acción