Si te preguntara, “¿En qué dirección quieres llevar tu vida?” tal vez no tendrías la respuesta en la punta de la lengua, no te preocupes, no es algo extraño. Conforme nuestras vidas avanzan, gustos e intereses van cambiando, pero hay cosas que no cambian y esa es tu esencia, aquello que te define más allá de un título y hoy te ayudaremos a encontrarla.

Diferencias entre lo que me gusta y mi vocación

El mundo actual nos ha permitido capitalizar muchos de nuestros hobbies y pasatiempos, sin embargo, esto no significa que podamos vivir de ello, o que nos genere un futuro próspero. Lo que hoy nos pueda dar un ingreso, podría no ser una constante en nuestra edad adulta. Dicho esto no debes de confiarte de aquello que ves en redes sociales que ha conllevado golpes de suerte o despegues fugaces de figuras públicas.

Lo que definirá una constante tiene más que ver con tus habilidades, cualidades y aptitudes. Esto no significa que no puedas optar por algunos trabajos fuera de lo ”común”, pero siempre debes tener en mente, que si no estás desarrollándote (o profesionalizando) en alguna área de tu vida, podría ser una ilusión fugaz.

Tu "yo" en la sociedad

Si respondes a esta segunda pregunta estarás comenzando a encontrar tu camino. “¿Qué de lo que hago/sé/creo aporta a la sociedad?”. Estas respuestas te llevarán a darte cuenta que tal vez al día de hoy haces cosas que podrían profesionalizarse y solucionar necesidades de las personas en tu ciudad, estado o país.

Por ejemplo, te gusta tomar fotos con tus amigos, especialízate estudiando comunicación y dale todo un contexto que te lleve a trabajar en publicidad. Si te gusta organizar las fiestas con tus amigos, podrías ser el próximo administrador de una empresa que organice eventos. ¿Siempre eres ese amig@ que sabe muchos datos curiosos? La investigación en el área que más te guste podría ser tu profesión.

Todo lo que haces hoy te puede conducir a profesionalizarte y cumplir esa frase que seguro has escuchado en muchos lugares “Vive de tu pasión”. Sí es posible, solo es cuestión de darte cuenta que lo que hoy haces y disfrutas, siempre tiene una forma profesional de realizarse y por ahí podrás caminar con mayor facilidad, por una simple y sencilla razón. ¡Disfrutas hacerlo!

La fuente de motivación infinita

Por mucho que suene a un cuento de hadas, existe y lo más increíble es que todos contamos con esa fuente. La autorrealización es fundamental para continuar con ánimos en tu día a día. Ver que mejoras, que aprendes algo nuevo y que la práctica te acerca cada día a cumplir tus metas, es más que suficiente para empezar, continuar y permanecer estudiando lo que prefieras.

Si bien, el dinero es fundamental para los intercambios económicos que diariamente tenemos para transportarnos, para recibir una educación y para comer, no es una garantía que vaya a producirte la misma satisfacción de sentirte pleno, enfocado en lo que te gusta y de ver que tu vida gira entorno a lo que te apasiona y las personas que lo comparten.

La guía básica

No todo es magia o de fácil selección, por ello, te invitamos a hacer una lista de cosas que te gusta hacer, luego marcar aquellas que pueden generar ingresos o comercializarse, luego profesionalizarte con una Licenciatura o Ingeniería que la aborda (Si no sabes cuál valdrá la pena investigar aquí), por último, la universidad donde puedes aprenderla. Esto te llevará a reconocerte, no importa cuán absurda sea esa actividad que haces o te gustaría hacer, escríbela, podrías sorprenderte.

En UNID te facilitamos un Test Vocacional con preguntas super sencillas para identificar tu perfil y las carreras afines a ti para que tomes la mejor decisión, te compartimos el enlace AQUÍ. Contamos con estudios presenciales, online y ejecutivos, por lo que sólo queda en ti elegir cuál y comenzar el camino a tu pasión, tu vocación y la carrera que te haga feliz.

CTA eBook - Cómo obtener la experiencia