En estos tiempos de crisis económica, hay que mantener una actitud positiva para hacerle frente a los infortunios, y esto se logra con la resiliencia. Por ello, muchas empresas buscan perfeccionar esta capacidad en sus empleados para que la apliquen en su vida profesional y personal. Te compartimos 4 prácticas que te ayudarán a conseguir una mayor adaptabilidad y fortaleza para sobreponerte a momentos críticos. 

¿Qué es resiliencia laboral? Es el conjunto de capacidades y competencias que una empresa, trabajador o emprendedor poseen para superar la adversidad y salir favorecidos de ella. 

En la relación laboral, elementos como la resiliencia te permite adquirir importantes lecciones y experiencias de las situaciones difíciles. 

1. Cultivar una relación laboral saludable

Es bien sabido que en la relación laboral, elementos como tener una buena interacción con tus compañeros y jefes, es esencial para mantenerte positivo, productivo y satisfecho con tu área de trabajo. 

Recuerda que a veces se pasa más tiempo con ellos que con la familia, por lo que es conveniente construir lazos fuertes que sean capaces de enfrentar la adversidad y trabajar en equipo. Si te preguntas cómo lograr la resiliencia laboral trabajando en remoto, una buena idea es promoviendo redes de apoyo virtuales donde puedan compartir sus inquietudes y emociones. 

2. Mantener un punto de vista neutro de la situación

Hay cosas que están fuera de tu control, por lo que lo mejor es enfocarte en los recursos que tienes para afrontar los problemas y sacar los retos adelante. En este punto entran aspectos como el rechazo, por ejemplo, ante una nueva oportunidad laboral. 

Ese tipo de situaciones sirven para aprender de ti mismo e impulsarte a desarrollar nuevas habilidades. Asimismo, por más brillante que sea tu desempeño, también hay situaciones que pueden provocar cambios y modificar los mejores proyectos. Es ahí cuando debes mostrar que eres una persona flexible y adaptable.  

3. Incentivar la imaginación y creatividad 

En momentos difíciles, conceptos como la creatividad y la imaginación te pueden sonar algo extraños, pero como afirmó una vez el conocido científico Albert Einstein: “En la crisis, la imaginación es más importante que el conocimiento”

La declaración anterior no puede ser más cierta, puesto que en ocasiones solo hace falta un poco de creatividad para hallar el lado bueno de los problemas y transformarlos en algo que sea para tu beneficio.

4. Aprovechar para conocerte mejor

¿Te falta perseverancia y ser un poco más flexible? ¿Eres impaciente? ¿No sabes dar resolución a problemas de manera rápida?

Reconocer tanto tus debilidades como fortalezas te ayudará a gestionar mejor tus emociones, tus actividades y dejar atrás los temores. De esta forma, incluso aprenderás a controlar la incertidumbre y el estrés, 

Ahora que sabes qué es resiliencia laboral, aprende a cultivarla siendo más consciente de tus emociones, tales como la ira, la tristeza y el miedo, desarrollando la creatividad y fomentando una relación saludable en tu espacio de trabajo. De esta forma, tomarás mejores decisiones y aprovecharás al máximo cada nueva situación que se te presente. 

En UNID estamos seguros que potenciar esta cualidad sin duda valdrá la pena. 

CTA- Maestría