En 1975, la Organización de las Naciones Unidas proclamó el 8 de marzo como el Día de la Mujer. El propósito: reforzar y defender la lucha por la igualdad de oportunidades laborales. Sin embargo, con el tiempo esta conmemoración se ha ido transformando hasta buscar los mismos derechos no solo frente a la vida profesional, sino también en pro del empoderamiento de la mujer dentro del campo político, social y familiar.

Si bien, aún falta mucho por hacer en esta materia, con el tiempo se le ha dado más importancia al papel de la mujer en el ámbito profesional. En México se respalda a las mujeres a través de un marco jurídico integro que se conforma por: 

  • La Ley General para Igualdad entre Hombres y Mujeres
  • La Norma Mexicana en Igualdad Laboral y No Discriminación
  • Los Derechos de las Mujeres 
  • La Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia 

La aplicación de estos instrumentos jurídicos tiene por objetivo garantizar la igualdad, equidad y la no discriminación hacia las mujeres, con posibilidades de acceder a un salario digno, sin importar si están embarazadas, y a ser parte de una distribución equitativa de bienes, patrimonios, servicios y más, que les permita mejorar sus condiciones de vida. 

¿Cuál es el rol de la mujer en la vida profesional y en la educación?

En el campo laboral y académico, las mujeres se mantienen en las áreas de Educación, Ciencias de la Salud, Ciencias Biológicas y Humanidades, dentro de las cuales las carreras de Formación docente, Trabajo y atención social y Diseño son las que tienen un mayor número de profesionistas ejerciendo. 

Sin embargo, cada vez hay mayor presencia de mujeres ocupando puestos en los consejos directivos de las empresas. Actualmente, hay mayor igualdad en posiciones como Director de Finanzas, Comunicación y Marketing, además de haber un mayor número de mujeres ocupando la dirección en el área de Recursos Humanos. 

Por el lado de la educación, de acuerdo con un estudio realizado por el Foro Económico Mundial (WEF) también se está buscando que se rompan estereotipos para que el rol de la mujer en carreras enfocadas a las ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas sea mayor. Se están llevando a cabo iniciativas como "Mujeres en STEM, futuras líderes", en las que se dan mentorías para que las jóvenes tengan una mejor guía durante su inserción en estas carreras; y "Niñas STEM pueden"para impulsar el empoderamiento de la mujer en sus primeras etapas formativas y convencerlas de que tienen la capacidad de adentrarse en el mundo de las ciencias y la tecnología.

También se ha proclamado el 11 de febrero como el "Día internacional de la mujer y la niña en la ciencia", en el que se busca implementar talleres y eventos que incentiven el interés por este tipo de asignaturas. En el Sistema Nacional de Investigadores, más del 30% de la comunidad científica está conformada por mujeres, y, aunque parece poco, en realidad la brecha se ha ido disminuyendo en los últimos años. 

En el Día de la Mujer vale la pena recordar su participación en la construcción de la sociedad. La lucha por sus derechos también ha contribuido a la construcción de un país más equitativo, con las mismas posibilidades de desarrollo para todos. Además, aumentar la participación de la mujer en la vida profesional es un elemento indispensable para una mejora de la economía y el crecimiento de las comunidades por su capacidad de integración, escucha y comunicación. 

En su mes, es necesario reconocer a algunas de las muchas mujeres que han impactado los distintos ámbitos profesionales y laborales, algunos ejemplos de ellas son: Marie Curie, primera persona en obtener dos premios Nobel, Valentina Tereshkova, primera mujer en viajar al espacio, Malala Yousafzai, activista pakistaní, ganadora del Premio Nobel de la Paz en 2014, entre muchas más.

CTA-maestria-presencial